lunes, 19 de septiembre de 2011

Oscura - Guillermo del Toro y Chuck Hogan

.


Reseña - por Pilar Alonso. Publicada originalmente en http://www.ciberanika.com/


Suma de Letras, Noviembre 2010
Género: Novela
498 páginas



El virus se extiende por el mundo a gran velocidad. Los humanos se han convertido en el alimento preferido de las extrañas criaturas que asolan el planeta. En Nueva York, el Amo de los vampiros, herido por el anciano Setrakian y sus amigos, se prepara para el asalto final.

Nora y Eph, los médicos del CDC, han identificado al gusano de sangre causante de la infección, aunque las autoridades no están dispuestas a tomar medidas drásticas para acabar con la plaga.

Los Ancianos, vampiros ancestrales de los que el Amo forma parte, unen sus fuerzas para luchar contra el rebelde y no dudarán en acudir a los propios humanos, especialmente a Setrakian, para pactar una tregua que les permita vencer al renegado.

La cuenta atrás ha comenzado.
.

* * *

.

Oscura, la segunda entrega de esta trilogía vampírica, se inicia justo después del momento en el que acabó la primera: Nocturna. Sólo ha transcurrido una semana desde que el avión que portaba a los primeros infectados aterrizara en el JFK, y la ciudad ya es un completo caos.

A pesar de los vídeos que los protagonistas han colgado en youtube y de otros intentos para prevenir a la población y a las autoridades, la mayor parte de la gente lo considera una broma de mal gusto o una falsa alarma. Cuando la situación se deteriora, ya es tarde para tomar ninguna medida, y las que Nora y Eph proponen (exterminio de los infectados) no se toma ni siquiera en consideración. Por lo tanto, las autoridades ocultan o manipulan información, como suele suceder ante una crisis sanitaria de esa magnitud. Si a ello le añadimos la intervención de un millonario que puede manipular a los medios y los políticos, y que tiene sus propias motivaciones para no evitar el desastre, ya tenemos la conspiración servida.

Abraham Setrakian, el anciano judío, sigue siendo la piedra angular de la trama. Él es quien más conoce sobre los vampiros y en esta entrega vamos a saber por qué. En los interludios de la trama, los autores retroceden al pasado para presentarnos a un Setrakian más joven, prisionero en el campo de exterminio de Treblinka, donde tuvo su primer contacto con los vampiros. Y de ahí, con algunos saltos en el tiempo, vamos a descubrir también cómo se convirtió en cazador.

Un objeto, un libro antiguo y misterioso, va a ser la clave de esta entrega. En él se encuentran las pistas para vencer a los monstruos y todos intentarán conseguirlo. La historia de ese libro y su contenido serán cruciales en la última parte de esta trilogía.

Guillermo del Toro y Chuck Hogan vuelven a jugar con nuestros miedos más profundos y con los mitos asociados a los vampiros. Sus criaturas no tienen afilados colmillos, sino una larga lengua bífida, como un tentáculo, capaz de alcanzar a sus víctimas a dos metros de distancia y succionarles la sangre. Cuando son heridos, de sus cortes mana un líquido blanco y lechoso en lugar de rojo oscuro. Y al morir generan una serie de gusanos que se mueven a gran velocidad para introducirse en otra víctima. Todos esos elementos novedosos hacen que no se trate de una novela de vampiros al uso. Contiene ingredientes originales que demuestran que todavía no está todo escrito sobre esos seres sobrenaturales.

Los personajes están muy convincentes en su papel, y las nuevas incorporaciones – como un antiguo boxeador mexicano o miembros de bandas callejeras que en esta ocasión hacen de buenos – resultan estimulantes. La acción es trepidante, con una prosa fluida y diálogos ágiles que convierten la lectura en una carrera contra reloj, y con una trama completamente absorbente, aderezada con algunos momentos de gran tensión y con giros por completo inesperados.

Oscura consigue superar el listón de su antecesora, Nocturna, y marca las pautas que cerrarán la Trilogía, que se adivina igual de escalofriante.

.