domingo, 24 de mayo de 2009

Primer disco pirata

.

Música - por Pilar Alonso
.
El primer disco pirata fue el álbum doble de Bob Dylan “Great White Wonder”, en 1969, que vendió más de 400.000 ejemplares. Al parecer, el proceso no era complicado. Se grababa un concierto en directo en una cinta magnetofónica, luego se transcribía a una matriz y más tarde al vinilo. De ese modo se podían sacar miles de copias en cualquier fábrica de prensaje, sin pagar derechos de autor o edición.

La venta de los álbumes piratas se desarrolló especialmente en Europa, donde era mucho más difícil ver en directo a los ídolos americanos. De ese modo, se podía asistir “virtualmente” al concierto en cuestión gracias a un LP pirata. Más tarde se comercializaron los cassettes y luego las cintas de video.

A partir de 1970, no obstante, entraron en vigor varias leyes para reprimir la piratería, que preveían cuantiosas multas para los infractores.
.

1 comentario:

ARIODANTE dijo...

Great white wonder, ¡la gran maravilla blanca! ¡Qué grande que es Dylan!