martes, 20 de enero de 2009

El club de los viernes - Kate Jacobs

.

Reseña - realizada por Pilar Alonso y publicada en www.ciberanika.com


Editorial Maeva
415 páginas
Género: Novela


Georgia Walker es madre soltera y dueña de una tienda de lanas en Manhattan, donde se crea un curioso club, formado por algunas clientas y amigas. Cada viernes por la noche se reúnen allí y charlan, comen las galletas que prepara su hija adolescente y también hacen un poco de punto.

Ocho mujeres completamente distintas que comparten mucho más que unas madejas de hilo.

La vida de todas ellas va a cambiar de distintas formas. En el caso de Georgia, con la aparición, tras doce años de ausencia, del padre de su hija y el reencuentro con una amiga de la adolescencia.


Opinión

Hay novelas que empiezas a leer sin mayores expectativas y que terminan convirtiéndose en parte de ti. Pues El club de los viernes es de ese tipo de novelas. A las diez páginas ya estás irremediablemente perdido, incapaz de abandonar la lectura.

Era domingo por la tarde y abrí sus páginas con curiosidad, sin saber muy bien qué me iba a encontrar. Había obviado las notas que acompañaban el ejemplar y había olvidado en un rincón la madeja de lana roja y las agujas que incluyeron con el libro. Me gusta empezar una novela sin saber muy bien qué es lo que me espera. Sí, claro que tenía una noción, pero lo bastante difusa como para que no me predispusiera en ningún sentido.

He de decir que terminé el libro de una sentada, con el corazón encogido y con la sensación de que tenía entre mis manos una preciosa historia, un pequeño tesoro. Y ahí estaba yo, domingo por la noche, con el libro entre las manos y enjugándome las lágrimas. Y es que, sin darme cuenta, yo también me había hecho amiga de esas mujeres, de Anita, que encuentra la ilusión a los setenta años, de Georgia, valiente y trabajadora, de Lucie, de Cat, de Darwin... me había sentado alrededor de aquella mesa, tejiendo con la imaginación, sin darme cuenta. Y había probado las galletas de Dakota, esa maravillosa niña de doce años, y había temblado con James que, tras muchos años fuera, regresa para intentar ocupar el lugar que le corresponde.

Así es que, cuando cerré la novela, tuve que despedirme de todos ellos, de la magnífica historia que me habían hecho vivir. Y ya saben todos lo duro que resulta despedirse de los amigos.

Lo curioso es que, cuando me fui a la cama, traté de visualizarla, de imaginar la historia en el cine. Era facilísimo y sería sin duda un éxito de taquilla. Y pensé en que la protagonista perfecta sería Julia Roberts. Pues bien, acabo de descubrir que el proyecto existe y que, efectivamente, será esa actriz quien interprete el papel de Georgia Walker.

No duden de que seré de las primeras en acudir al estreno. Con una gran sonrisa y una caja de pañuelos. Por si acaso.
.

2 comentarios:

Jose dijo...

Me ha emocionado mucho leer tu reseña porque me gusta mucho como eres...y en este texto te puedo ver muy bien...con nitidez...de modo claro..y perfecto.

Besos
josephb

Patricia Tena dijo...

pilar, este libro tengo muchas ganas de leerlo. Y después de leer tu comentario, más :) estoy casi segura que será de los que disfrutaré muchísimo,