viernes, 19 de diciembre de 2008

El ejército perdido - Valerio Massimo Manfredi

.

Reseña - realizada por Pilar Alonso y publicada en www.ciberanika.com


Editorial Grijalbo
460 páginas
Género: Novela



Diez mil soldados griegos se unen a las tropas de Ciro para enfrentarse a su hermano Artajerjes, Gran Rey persa, y arrebatarle el trono.

Pero Ciro muere en la batalla y los griegos, decididos a regresar a su hogar, tratan de negociar con el vencedor el modo de abandonar aquellas tierras.

Tras sufrir engaños y traiciones, se encuentran solos y perdidos en una tierra desconocida. Perseguidos y hambrientos, deben recorrer más de 6.000 kms. antes de alcanzar la costa.

Opinión

No le es siempre dado a uno elegir qué historias se le quedan en el alma, pero sin duda la odisea de los Diez Mil fue, para mí, una de ellas. Tras la epopeya de Leónidas y sus 300 espartanos, es sin duda el episodio de la Antigua Grecia que más me ha impactado.

Diez mil soldados perdidos en la inmensidad del Imperio persa, perseguidos, acorralados, sin saber cómo regresar a casa, enfrentándose al hambre, al frío y al implacable enemigo, que adopta distintas caras durante los más de 6.000 kms que deben recorrer.

Valerio Massimo Manfredi me ha contado una historia que ya conocía, aunque desde el punto de vista de una mujer, la supuesta compañera de Jenofonte. La verdad es que las historias épicas me gustan más cuando me las cuentan desde la perspectiva de un varón (machista que es una para según qué menesteres), aunque es cierto que esas historias ya existen y que Manfredi sin duda ha querido innovar un poco. El resultado no está mal, si exceptuamos que la señorita en cuestión es, además, la única con dos dedos de frente para percibir amenazas y albergar sospechas sobre ciertas cuestiones. Vamos, que de los más de trece mil experimentados guerreros que vagaban por ahí, sólo una bárbara que apenas conocía ni lengua ni costumbres, se da cuenta de esos detalles. “Sólo yo no conseguía entender” llega a decir en un momento dado.

Eso no la hace especialmente simpática a mis ojos aunque, en fin, luego logré reconciliarme con ella, porque la historia bien lo merecía y porque Manfredi está versado en el arte de atrapar al lector entre sus redes y hacerle disfrutar una novela. Ésta ha llegado incluso a emocionarme en ocasiones, y reconozco que está bien escrita, con un ritmo adecuado, una prosa ágil y una trama bastante fiel a la Anábasis de Jenofonte. Lástima que en ocasiones, tratando de ganar dramatismo, repita escenas o situaciones.

Hay que decir a su favor, que Manfredi recorrió los escenarios reales por los que transcurre la novela, como reconoce al final, y se nota en las descripciones de los lugares, de una riqueza asombrosa.

Otras novelas suyas me han gustado más, sí, pero no hay duda de que está en su línea. Aventuras y acción se dan la mano para recordar uno de los episodios más emocionantes de la Historia.

Y gracias a Manfredi he vuelto a sentirme, durante unas horas, un espartano, ataviado con aquella capa roja que hacía temblar al enemigo. Un descendiente de aquellos héroes de las Termópilas que vencieron, una vez más, a enemigos más poderosos que el acero.

Aunque sólo fuera por eso, la lectura ya habría merecido la pena.
.
.

2 comentarios:

josephb macgregor dijo...

Me ha encantado la entrevista que le has hecho al autor y que han publicado en ANika entre Libros...
Dan ganas de comprarse el libro, vaya, sólo que la novela histórica y yo nos nos llevamos bien.
De todos modos, creo percibir que este título te ha parecido inferior a otros que has leído del mismo autor ¿me equivoco? ¿Cuál es el mejor para ti, el que me aconsejas leer en caso que me decida (leí el primero de Alexandros) ?

Besos
josephb

Pilar Alonso Márquez dijo...

Gracias Joseph!!

Para mí, lo mejor de Manfredi sigue siendo su trilogía de Alexandros.

Besos