miércoles, 3 de diciembre de 2008

La importancia de llamarse Ernesto (2002)

.

Película - por Pilar Alonso
.
Esta comedia está basada en la obra de teatro del mismo nombre de Oscar Wilde, publicada en 1895, una divertida sátira de la hipocresía de la sociedad londinense de finales del XIX, llena de diálogos brillantes, mordaces, hilarantes e ingeniosos, situaciones absurdas, enredos y equívocos.

Una obra en tres actos que refleja la superficialidad de la época en la que le tocó vivir, llevada hasta el exceso, en lo que lo importante no es otra cosa que el propio nombre, reflejo de la alcurnia o la clase, sin tomar en consideración ninguna otra cuestión.

La obra es absolutamente deliciosa, divertida y muy amena, y la película me ha parecido una buena adaptación. El mismo tono en los diálogos, una dirección más que aceptable, y una Judi Dench (en el papel de Lady Bracknell) absolutamente fabulosa.


Aquí os dejo con la sinopsis:

Jack Worthing (Colin Firth) se escapa a Londres cada vez que lo desea con la excusa de sacar de algún apuro a su hermano ficticio: Ernesto Worthing, cuyo nombre adopta en la ciudad. Enamorado de Gwendolen (Frances O’Connor), solicita a su madre (Judi Dench) el permiso para cortejarla. Pero sus oscuros orígenes, fue encontrado siendo un bebé en la consigna de una estación de tren, frustran sus planes. Gwendolen está convencida de que su destino es casarse con un hombre llamado Ernesto y, sin hacer caso de la negativa de su madre, se dirige hacia el campo en busca de Jack.


Mientras tanto, Algernon Moncrieff (Rupert Everett), amigo de Jack, aparece en la propiedad rural haciéndose pasar por el imaginario Ernesto, y allí se enamora de la pupila de Jack, la encantadora Cecily (Reese Witherspoon).

Todo se complicará cuando aparezca Jack y, tras él, su prometida. Dos “Ernestos” en escena y dos mujeres que adoran el nombre con el que los han conocido. Un tremendo lío a punto de servirse.
.

2 comentarios:

josephb macgregor dijo...

Esta la ví hace algún tiempo, cuando se estrenó más o menos (en plan pirata)...
Me pareció una adaptación maravilosa, con muchísmo ritmo y lo más curioso de todo que no parecía "antigua" para nada sino que se me antojó como muy actual, fresca, ágil, inteligente...

Salvador Díaz dijo...

Pues ahora veo que parece interesante, tal vez la vea esta semana si puedo.

Mchas gracias Pilar por mostrarnos tu tan fundada opinión.